Menu
06/08/2020
A+ A A-

ANP: muerte de periodistas por COVID-19 ratifica urgencia de atender desprotección sanitaria y precarización laboral

Desde el inicio de la cuarentena (16 de marzo) han fallecido 15 hombres y mujeres de prensa po coronavirus en el Perú, de este total, 10 se contagiaron en el cumplimiento de quehaceres periodísticos.

 De estos 11 trabajaban independientemente y 4 para empresas mediáticas de alcance nacional (Panamericana Televisión, TV Perú, Agencia de Noticias Andina, radio Exitosa).

La provincia con el mayor número de fallecidos es Iquitos (6), seguida de Lima (4), Ica (1), Cusco (1), Chiclayo (1), Chimbote (1), Piura (1).

En este momento, la ANP lleva un registro de periodistas que han dado positivo a COVID-19 teniendo como principales focos de contagio Loreto, Lambayeque, Ucayali y Lima.

Desde el inicio de la emergencia la ANP ha sido enfática en señalar la responsabilidad de las empresas mediáticas que tienen la obligación legal y moral de brindar los Equipos de Protección Personal (EPPs) para que su personal, especialmente quienes hacen reporterismo, puedan mantener los cuidados necesarios que este contexto exige.

En razón de ello, la ANP exige el cumplimiento de lo establecido en el DS 008-2020-SA, que indica que: “en todos los centros laborales públicos y privados se deben adoptar medidas de prevención y control sanitario para evitar la propagación del COVID-19”.

Asimismo, debe aplicarse el artículo 60 de la ley 29783 (Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo) que obliga a los empleadores a proporcionar “a sus trabajadores equipos de protección personal adecuados, según el tipo de trabajo y riesgos específicos presentes en el desempeño de sus funciones”.

Junto a las medidas de resguardo laboral, el cuidado de la salud de trabajadores y trabajadoras es prioritario.

La ANP recuerda al empresariado mediático que los trabajadores y trabajadoras de la prensa tienen la cobertura adicional del Seguro Complementario de Trabajo de Riesgo, según lo establecido en la ley 28081 del 2003 (Ley que incorpora el trabajo de los periodistas que realizan investigación de campo como actividades de riesgo).

Esto, como se recuerda, no solo incluye a periodistas que cumplen funciones en las centrales de los medios, o los reporteros y reporteras en la ciudad, sino también –y en especial- corresponsales cumplen funciones en las zonas más alejadas.

La ANP también hace énfasis en la situación de periodistas independientes que, siendo trabajadores y trabajadoras autónomos que concesionan espacios en la radio y/o televisión o dirigen espacios informativos a través de las plataformas digitales, están en una situación de mayor vulnerabilidad. Ellos siguen en primera línea sin tener acceso a EPPs por no tener forma de agenciarse de estos, o porque las redes de salud del Estado, siendo un servicio esencial, no les han proporcionado

En ese sentido, la ANP -a través de sus diferentes asociaciones provinciales y su Buró nacional- ha realizado gestiones ante las autoridades locales y nacionales de salud para que puedan brindar implementos de autoprotección, imprescindibles en esta coyuntura.

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú se mantiene firme en la lucha por la protección de periodistas, especialmente quienes han quedado en una situación de mayor vulnerabilidad durante este contexto.

Protegiendo periodistas resguardamos el periodismo, asegurando un buen periodismo garantizamos la democracia.

Lima, 19 de mayo del 2020

COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL