Menu
06/08/2020
A+ A A-

ANP: Gobierno debe garantizar servicios esenciales, como el derecho a la información

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) consciente de la crisis sanitaria, económica y social generada por la pandemia COVID-19 que afecta a todos los sectores productivos y de servicios del país llama la atención sobre la situación que atraviesan los medios de comunicación locales y regionales.

Considerando que los servicios de comunicación son contemplados como esenciales en Emergencia Nacional vemos con preocupación que varios de ellos han dejado de circular en sus versiones impresas ante el retiro intempestivo de publicidad y la considerable reducción de su distribución. Las radios y televisiones locales también evalúan la posibilidad de recortes de programación e incluso la suspensión total del servicio informativo al ser nulos sus ingresos y con ello la posibilidad de seguir operando. Esta situación afectará seriamente el derecho a la información en las regiones al no contar con información local en plena emergencia sanitaria y asilamiento social.

En San Martín el diario Voces desde el 15 de marzo solo edita su versión digital por el recorte intempestivo de la publicidad que le impide sacar la edición impresa; lo mismo ocurre con el semanario Expresión en Chiclayo, el diario Expresión y La Prensa en Andahuaylas. En Abancay, el diario Pregón y El Chaski tampoco están imprimiendo por limitaciones presupuestarias.

En Trujillo TV Cosmos y en Chancay radio Líder, están evaluando suspender su programación informativa por falta de ingresos que los hagan sostenibles. En Chimbote, Radio Stereo 100, ha reducido coberturas. De igual manera radio Urbana, en Caraz y Canal 15, Canal 41 y la revista Mi Región de Ica. Igual situación ocurre en otras regiones en las que los medios están literalmente en cuidados intensivos ante la ausencia de publicidad. Tal el caso de Canal 45 en Chincha, radio Nuevo Norte en Sullana y radio Inkasur y radio TV Bahía, en Pisco.

Radio Estación Wari, en Ayacucho, junto a otras radioemisoras, trabajan a pérdida y siguen operando exclusivamente por el sentido de responsabilidad social en esta hora difícil para los peruanos y peruanas.

A todo este panorama regional se suman acciones tomadas en la prensa nacional. Las ediciones regionales de medios como Correo, en Chiclayo, Trujillo, Azángaro y Tumbes han dejado de circular. Esto se da en paralelo al retiro temporal del personal sin vínculo contractual (locadores de servicios).

Es oportuno considerar que en provincias los periodistas autogestionan su trabajo, no tienen seguro de salud y se autofinancian con la publicidad. Ellos hoy se encuentran en completo desamparo al haber tenido que cerrar sus espacios. Esta población vulnerable requiere atención prioritaria del Estado en esta coyuntura junto a sectores de pobreza y extrema pobreza del país.

 En razón a ello, hacemos una invocación especial al gobierno central, gobiernos regionales y gobiernos locales, para considerar medidas extraordinarias que garanticen el funcionamiento de los medios locales y regionales que cumplen importante labor informativa como servicio esencial.

 Lima, 21 de marzo del 2020

COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL